Tiempo ha pasado desde que nos conocimos,
lo veo en tus ojos, reflejo de nuestros momentos,
aquellos que reconocemos como propios.

El tiempo se detiene y nuestra sonrisa expresa tranquilidad,
felicidad,
emoción por saber que continuamos el camino,
nuestro camino, juntos, disfrutándolo.

Nos conocimos, gustamos y amamos,
hoy sólo continuamos caminando
por esta senda que ya habíamos trazado.

Un día que decidimos compartir con el mundo,
una fiesta para expresar lo que sentimos
y así, sonrientes, nos hablamos con un guiño cómplice,
ese que dice “todo marcha, está sucediendo, te quiero”.