Cuando llego a casa y te encuentro así, 
mi alma de poeta se derrite, 
mi corazón de artista salta, 
el arte, tu arte,
me atrapa.

Detendria el tiempo sin dudarlo, sacaria, lienzo, pinceles y marcos,
Cinceles, martillos y bloques de marmol,
Todo ello con el animo dispuesto a inmortalizarte,
Que no borre el tiempo esta sensual y pasional imagen

Por mi cabeza la pintura fluye y la piedra rompe,
La mente vuela en mi yo petrificado,
extasiado.

Tu mano me devuelve a la vida, 
Tus ojos me guian como faro
Y ante el ¿te gusta lo que ves?
Mi sonrisa casi estupida lo dice todo, 
Y ries,
Y rio,
y ries

Segundos mas tarde, 
el arte comienza.